La importancia del lenguaje a la hora de planear una estrategia de recaudación

El lenguaje y las formas en las que nos dirigimos a nuestro público, pueden marcar la diferencia entre que se efectúe una donación en el momento y una simple identificación con la causa sin ninguna acción al respecto.

Cuando estamos al frente de una campaña de recaudación, necesitamos que se cruce la línea del deseo de ayudar hacia la acción concreta. Pero, ¿cómo lo logramos?

Es importante centrarnos en la importancia de la contribución del donante, haciendo énfasis en el  papel crucial que juega quien está leyendo, escuchando o viendo nuestro mensaje.

Acá algunos consejos para poder traducir ese instante decisivo de atención en una donación:

  • Lo más importante: ellos

Personalizar el llamado, mostrar interés y trato especial hacia nuestro público. Tomarnos el trabajo de conocer a quiénes nos dirigimos y hablarles de una forma que capte su atención.

Hacer un análisis de cuál es el público principal al que se dirigen nuestras comunicaciones nos permitirá construir mensajes más efectivos: ¿cuál es el perfil de nuestro público?, ¿cuáles son sus intereses?, ¿qué los moviliza a donar?, ¿qué los conmueve?

  • La urgencia del mensaje

Otro punto clave es saber aprovechar cuando se instala en la agenda de los medios algún tema que esté en estrecha relación con nuestra causa. Por ejemplo, cuando hay inundaciones en alguna región y en todos los canales de noticias se habla sobre eso.

Si socialmente se está hablando del tema, de alguna manera quienes se sientan identificados y alineados con nuestra causa, están preparados y esperando para tomar medidas y acción al respecto.

  • ¿Qué pasa si no lo hago?

Una buena práctica es sumar en el mensaje las consecuencias que tendría  la respuesta positiva de la persona al llamado a la acción y la urgencia de su participación.

  • Las ofertas

Sumar  algún tipo de motivación adicional puede ayudar a que las personas den el paso decisivo y se conviertan en donantes. Algunas opciones son enviarles una invitación a un evento, merchandising de nuestra organización, etc.

  • Usando palabras que denoten acción y urgencia

Palabras como “ya”, “ahora”, “rápido”, “prisa”, “instante”, entre otras, le darán a tu  mensaje un  sentido de que se requiere una acción inmediata.

 

Por favor deje un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *